Si has llegado hasta nosotros y has llegado hasta aquí, doy por sentado que eres una persona que se sabe Merecedora de la Abundancia, que sabes que la abundancia es un derecho de nacimiento que todos tenemos, y que su ausencia sólo indica que tu equilibrio con el Universo no fluye adecuadamente.

El proceso de manifestación de esta abundancia es de dentro hacia afuera, de tus sentimientos a tus pensamientos y de ahí a crear tu realidad. Por esta razón es importante que chequees tu estado mental, fortalezcas los estados mentales que apoyan esta abundancia, y borres o sustituyas por otros mejores los que te condicionan, si los hay.

La abundancia, siempre es proporcional a los problemas que solucionas y al valor añadido que creas en la vida de los demás, por eso es tan importante poder Ayudar a Otros a conseguir lo mismo que tu ya disfrutas, para generar dentro de tí la energía que te llevará a manifestar esa abundancia y más…

Y esta es una razón más, por la que es tan importante, además de la inversión de tiempo en tu desarrollo personal, el disponer de un Sistema de Trabajo que sea válido para todos, y no sólo para quienes ya tienen experiencia previa o disponen de habilidades personales.

“Podemos obtener abundancia en cualquier área de nuestra vida si albergamos los sentimientos que tendríamos si tuviéramos ya esa abundancia.”

Y es aquí, donde muchas personas se están realizando desde hace meses o tal vez años, la misma pregunta:

¿Cómo vibrar en la frecuencia de la abundancia, cuando las paso canutas para llegar a final de mes?

Y en esta pregunta se encuentra el “meollo” de la cuestión, ya que es muy difícil albergar el sentimiento de abundancia cuando estás prescindiendo de tantas cosas que hace un tiempo formaban parte de tu vida, porque cada vez que ves tu cuenta a cero, cada vez que tienes que decir NO a algo que antes podías permitirte, se va forjando en ti un sentimiento de escasez, que te hace vibrar en su frecuencia… y esto se convierte en la pescadilla que se muerde la cola.

escasez.jpgEmpiezas a sentirte pobre, y así, cada vez que ves mejorar aunque sea levemente tu situación económica, la Vida te dará la razón alimentando tu frecuencia de escasez y te surge un pago imprevisto, se te estropea el coche o algún electrodoméstico, o surge un gasto del tipo que sea, de forma que siempre vuelves a lo mismo, a pasarlas “canutas” a final de mes…  ¿A que te suena lo que te estoy diciendo?

Comienzas nuevos proyectos, negocios innovadores, pero al vibrar en frecuencia de escasez, ésto es lo que se transmite en tu voz, en tu forma de hablar, en tu energía en general… Tus amig@s te preguntan por tus resultados, que como es evidente al estar empezando aun no puedes mostrarles, y te dan largas… te dicen que vayas tu por delante, que ya se unirán si acaso cuando vean que a ti te va bien… y caes de nuevo en esa especie de bucle, que aun alimenta y ancla mucho más esa frecuencia de escasez y pobreza. ¿Te suena esto también?

Te sientes como si el dinero te esquivara, no importa lo que hagas… es como si nada fuera a salir bien y cada vez te sientes más hundid@

Necesitas una fuente de ingresos segura, que te devuelva esa confianza que perdiste, tanto con tu merecimiento de abundancia como contigo mismo. En ese momento tu frecuencia comienza a moverse desde la escasez a la abundancia, ya que el proceso se invierte, comenzando a generar por todo, y hasta personas que te debían dinero, de repente y sin saber la razón comienzan a pagarte.

Este cambio de frecuencia, de escasez a abundancia, dependerá simplemente de tu capacidad para cambiar tu mentalidad y abrir tu mente a nuevas posibilidades para generar esos primeros ingresos lo antes posible, puesto que las posibilidades que has estado valorando hasta ahora, si te mantienen en la escasez es porque no te funcionan.

error: