¿Un negocio o varios?
Cuando hay que decidir entre el enfoque o la diversificación en los negocios, siempre surge la misma duda, pues sabemos que No hay que poner todos los huevos en la misma cesta, porque si una fuente de ingresos falla,  no debería implicar que lo pierdas todo, pero también sabemos que es imposible enfocarse totalmente en varios negocios, y más aun si están en nichos diferentes y requieren que tu mente “cambie de chip” constantemente. Esto no es una cuestión de capacidad, ni de gestión del tiempo, es una cuestión 100% de energía, el motor que mueve el mundo a todos los niveles.
energiaCuando te involucras de verdad en un proyecto, del tipo que sea, no puedes pensar en otra cosa… tienes el corazón y la mente totalmente absortos en el tema, seguro que te ha pasado alguna vez en uno o diferentes ámbitos, si vas a cambiar de casa, a realizar un viaje que llevas tiempo esperando, o un ejemplo más claro todavía… cuando te enamoras! puedes centrarte realmente en algo más? La respuesta siempre es no.
No puedes dar una pequeña parte de tu atención a cada tema, igual que no puedes desarrollar varios negocios desde cero, con toda tu energía en cada uno de ellos… Y si no pones tu energía y tu pasión, el resultado ya sabes de sobra cual es… ninguno!
Vas a llevar los varios negocios revueltos, picoteando las migajas en todos, las mismas migajas que tu les das a ellos, pues andas super ajetreado y estresado, sin dominar ninguno y sin ganar apenas nada, pero ofreciéndolos todos, con peor reputación cada día, ya que estás resultando ya cansino para mucha gente pero no ayudas realmente a nadie, y encima sin salir de pobre!
Reflexiona: si dispones de pocos recursos para invertir (recursos económicos, o recurso tiempo que es el más valioso), razón de más para centrarte.
Sin embargo, existe la fórmula que te permite, tener varias fuentes de ingreso diferentes, pudiendo dedicar energía a cada una de ellas, y por tanto, obteniendo resultados en todas. Aquí le damos, eh! normal… para eso hemos tropezado y aprendido durante años, para poder conocer tanto los secretos más oscuros como los mejores trucos.
Para que veas como somos, te lo vamos a contar GRATIS:
1- Desarrolla una fuente de ingresos fiable, que no sea ningun truño de esos que tienen un boom, y poco después se cae dejando pérdidas a todos los que confiaron en tí. Pon toda tu energía y tu corazón en esta fuente de ingresos, pues esto es imprescindible para todo en la vida, y en cualquier tipo de proyecto, si no lo vas a hacer con pasión, mejor ni lo intentes.

2- Sistematiza este trabajo: Que tu negocio funcione solo.  Las tareas más pesadas no tienes que hacerlas tu, la prospección, filtro, explicar el negocio… dedicar tu tiempo a esto es del siglo pasado, hoy en día tenemos internet! No me digas que internet es frío, porque tu sistema lo haces tu, y tendrá el tipo de energía que tu quieras imprimirle, si tu no eres frío tu sistema tampoco lo será 😉

Tu sólo vas a intervenir con las personas realmente interesadas, para solucionarles dudas personales (no lo que ya está explicado en tu web ni se dice en una presentación), para resolver sus inquietudes, conocerle a nivel personal y poder recomendarle a la persona lo que más le interese. Si eres realmente sensato, le recomendarás lo que más le interese a la persona que te pregunta, no lo que más te interese a tí!!
Esto es lo único que ni internet ni ningún sistema no puede hacer por tí, así que no te quieras creer tan importante, mejor créete inteligente y práctico, y aprovecha tu tiempo para dedicarlo a las personas con interés.

misioncumplidaEste sistema para ganar dinero en internet tiene que ser válido para todo tipo de personas, es lo que se llama Duplicable!

Sólo cuando tengas esto claro y aplicado, habrás salido del lado oscuro de los negocios por internet, y…

3- Sólo cuando tengas un negocio sistematizado, puedes empezar con el siguiente.

El proceso que hemos explicado en este artículo para los negocios online, es bastante similar en cualquier tipo de negocios, a diferencia de la forma de sistematizar un negocio físico o tradicional. Primero afianzar y después sistematizar, momento en el que puedes empezar a plantearte tu siguiente negocio. Antes de sistematizar, jamás te descentres.

error: